ASA homeOficina de Anillamiento

Ministerio de Medio Ambiente y Rural y Marino - Web Ministerio EBD-CSIC - Web EBD ICTS DoñanaCSIC - Web ICTS Doñana
(v.1.1.0-beta)
Tue, 30/05/2017 00:47 CEST

¿Qué es el anillamiento?

El anillamiento científico es un método para estudiar distintos aspectos de la biología de las poblaciones de aves silvestres. El mismo consiste en individualizar las aves de manera univoca mediante la colocación de una anilla metálica en su pata. Estas anillas llevan un número que nunca se repite en otro ejemplar y una dirección o remite de contacto. Los datos de las aves anilladas se almacenan en centrales de anillamiento y de este modo, si un ejemplar anillado es recapturado, se sabe de qué ave se trata, cuándo y dónde se anilló por primera vez y las posibles recapturas anteriores.

Además de las anillas metálicas oficiales, en algunas especies o para ciertos estudios, se colocan además otros marcajes. Los más habituales son las anillas de lectura a distancia (PVC alfanumérico o anillas de colores), pero también se colocan otras como collares, bandas alares, marcas nasales, etc.

Los registros de un ave marcada se pueden obtener de tres maneras:
  • Recaptura y posterior liberación.
  • Identificación de sus marcas individuales a distancia.
  • Recuperación final como ave muerta.

Esta herramienta fundamental permite a los científicos obtener diversa información sobre las diferentes especies. Mediante este método se obtiene información sobre distintos aspectos. Los más habituales son los referidos a los movimientos y migraciones (fenología, rutas migratorias, áreas de cría e invernada, zonas de descanso migratorio, etc.) pero también sirven para analizar tasas de mortalidad, supervivencia, tasas de renovación de la población, etc., de las aves anilladas y de las poblaciones a las que pertenecen, entre otros aspectos. También se obtiene valiosa información relativa a morfología, biometría y muda.

Gracias a esta actividad se pueden desarrollar estudios a largo plazo sobre amplias áreas geográficas, se obtiene información muy valiosa a la hora de planificar y diseñar políticas de conservación, de gestión de espacios y especies, etc

El anillamiento científico es una herramienta crucial para conocer la dispersión, de gran importancia por su incidencia en las fluctuaciones poblacionales a nivel local, por su efecto en la deriva genética y para la identificación de poblaciones viables. Nos permite conocer el nivel de tolerancia a la fragmentación del hábitat y discernir entre poblaciones muy productivas que sirvan como fuente y otras que actúen como sumidero.

Los datos de recuperaciones de especies cinegéticas marcadas resultan de gran importancia par a la gestión de estas poblaciones. La información suministrada mediante su marcaje es clave para la regulación de su caza, pues permite establecer si la caza es una causa añadida o compensatoria de la mortalidad natural.

El anillamiento se gestiona a través de las Oficinas de Anillamiento que son las encargadas de proporcionar las anillas con su remite y gestionar las bases de datos que se obtienen a partir del anillamiento. En Europa, el anillamiento y sus oficinas son coordinados a través de la central EURING.

Dado que la actividad de anillamiento supone la manipulación de aves en vivo y la toma de datos con valor científico, el desarrollo de esta actividad está limitado a personas formadas, cuyo conocimiento y aptitudes permiten el cumplimiento de los dos aspectos más relevantes a la hora de anillar: la integridad de las aves que son capturadas para su anillamiento y la precisión en la toma de datos. Sin embargo, la mayor parte de este trabajo está desarrollado por no profesionales muy bien preparados cuya motivación es el privilegio de trabajar con aves vivas y cuya finalidad última es su conservación.